ZOROASTRISMO Y CREACIÓN

Volver a ndice mitologa persa

Segn Zoroastro, el Eterno, el dios supremo, invisible, incomprensible, sin comienzo ni fin, el seor del tiempo sin lmites (Zervan Akarena), que se engendr a s propio, cre dos principios, dos seres: Ormuz (Ahura Mazda), el bonsimo, el sapientsimo, y Ahrimn (Ayra Manya), el malvadsimo, el inteligentsimo. Aqul, la luz, la verdad, la felicidad. Este, las sombras, la mentira, el dolor. Aqul, la fecundidad de la Naturaleza y su conservacin. Este, la destruccin de todo.

Hijos de Ormuz son los siete Amshapands; esto es: hombres, animales, fuego, metales, rboles, agua y tierra; reyes de la luz, Manantiales inagotables de la verdad y la belleza, modelos y dechados de las criaturas, llamados Rahman (rey y regulador del firmamento), Abutad (que lleva las almas a la morada eterna), Ardbehechet (que preside el fuego), Shariver (que preside los metales, Sapadoinad (que preside la vida campestre), Khordad (que reina sobre las aguas) y Armaiti (que preside la vegetacin).

Bajo la autoridad de los Amshapands puso Ormuz a los Izeds, prncipes y capitanes, que ayudan a los hombres a triunfar y a bien morir.

El ms poderoso de los Izeds es Mitra, ministro predilecto de Ormuz, su gran guerrero leal. Mitra dirige a los Ferwers, arquetipo, de los hombres. Mitra, con Zervan y Ormuz, forma como una triada divina, representacin del pensamiento, de la palabra y de la accin.

Pero estas tres personas no se confunden en una, ya que de ellas la nica eterna es Zervan.

Segn Zoroastro, Ormuz cre el mundo con su palabra, y Mitra es el encargado de conservarlo, repitiendo sin cesar dicha palabra. Y el hombre fue creado. puro y naci de Abudad, el toro primitivo, en quien Ormuz haba depositado los grmenes de todas las existencias fsicas. El primer hombre se llam Kaimorts, y fue unido a su ferwer, a su representacin inmaterial, a su alma. Inmediatamente se inicia la lucha entre Ormuz y Ahrimn por la) salvacin o la perdicin del hombre. Y as como del primero naci Mitra. de Ahrimn nace Mitra-Darnoj, enemigo encarnizado de Mitra. Para esta lucha, para este dualismo, de los que emanan todos los dogmas y los ritos de la mitologa persa, el eterno Zervan tiene fijado un limite: lo forman cuatro milenarios divididas en cuatro edades de duracin igual.

En la primera poca, gobierna pacficamente Ormuz.

En la segunda se inicia la lucha entre Ormuz y Ahrimn.

En la tercera, creado ya el hombre, Ahrimn se pone a la cabeza de los Devas para, invadir el imperio de Ormuz.

En la cuarta, arrojado Ahrimn a los sombros abismos por la espada victoriosa de Mitra, el dios del mal se dedica a perturbar la vida de Kaiomorts, el primer hombre.

En el ltimo milenario, una gran catstrofe borrar hasta las races el mal; y de la paz que suceda al cataclismo resucitarn Meskia y Meskianea, quienes repoblarn el mundo hasta el da glorioso del juicio universal. En este da todos los poderes se fundirn en Ormuz; el reino de Ahrimn quedar pulverizado. Y brillar la eterna dominical luz.