Lou Andreas-Salomé

Lou Andreas-Salomé

Nació: en San Petersburgo, Rusia, el 12 de febrero de 1861. Falleció:en Góttingen, Alemania, el 5 de febrero de 1937.

Lou Andreas-Salomé fue una filósofa, escritora y psicoanalista famosa por sus relaciones con Friedrich Nietzsche, Rainer María Rilke y Freud.

Las lecturas conservadoras que suelen hacerse de su figura, desconocen su obra y la colocan en el pasivo lugar de amante de grandes hombres o amiga ilustre. Fue, en cambio, una filósofa de importancia. Le debemos a Lou Andreas-Salomé haber trascendido el ámbito del salón literario donde a la mujer se le permitía tener intereses culturales pero no salir de su casa. Lou conquistó todos los lugares intelectuales dominados por varones. Su obra es literaria, filosófica y ensayística.

Lou von Salomé nació en el seno de una familia de ascendencia alemana en Rusia. De gran inteligencia y curiosidad, a los diecinueve años ya había leído a todos los filósofos importantes. Ingresó en la universidad, en Zúrich, adonde viajó con su madre en 1880. Las horas dedicadas al estudio no tardaron en generar en ella una tuberculosis detectada a tiempo.

Por motivos de salud, ella y su madre viajaron en enero de 1882 a Roma. Malwida von Meysenburg las incluyó en su círculo y así conoció a Paul Rée y a Friedrich Nietzsche. Lou les propuso que los tres conformaran una comunidad de pensamiento. Los dos varones se enamoraron de ella, sin suerte. Su influencia en Nietzsche fue importante ya que se inspiró en un poema de Salomé, «Oración de la vida», para componer el personaje de Zarathustra, obra capital de la filosofía moderna. Incluso Friedrich Nietzsche en sus obras, de Lou Andreas-Salomé, fue el primer estudio que se escribió sobre el filósofo tras su muerte, cuando aún no tenía ningún reconocimiento.

Su vida privada y pública estuvo íntimamente ligada. Al actuar como una mujer libre, se hizo notoria. Convivió con Paul Rée durante cinco años, en celibato. Esto causó no poco escándalo en la sociedad berlinesa donde se habían afincado. En 1885 publicó con pseudónimo -Henry Lou- En la lucha por Dios. Con veintitrés años, obtuvo notoriedad. Se casó al poco tiempo con Friedrich Cari Andreas, un importante iranista. Salomé siempre rechazó la idea del matrimonio pero Andreas intentó suicidarse delante de ella y eso definió la decisión. Ella puso como condición el celibato. Estuvieron casados durante cuarenta y tres años en los que ella intentó divorciarse varias veces. Al fin, coexistieron, cada uno imbuido en su trabajo.

Lou viajaba mucho. En Munich, en 1897, conoció a René María Rilke, bautizado por elia como Rainer. Fue su primer y gran amor, juntos viajaron a Rusia y conocieron a Tolstoi. La unión duró hasta la muerte de Rilke. Lou Andreas Salomé mantuvo, aún en el amor, una ética de la amistad, Ja lealtad y la desposesión.

Cuando en 1911 asistió en Weimar al Congreso Psicoanalítico, ya era famosa. Permaneció en Viena y comenzó a participar de las reuniones de los miércoles del estrecho grupo freudiano. Freud la designó como la «entendedora, par excellence» de su obra. En muchos momentos la tomó como única interlocutora y le pidió que tratara a su hija Anna.

La magnitud que habían tomado las obras de Nietzsche, Rilke y Freud hacía que muchos estudiantes e investigadores se acercaran a su casa de Hainberg para discutir puntos fundamentales de las distintas teorías de las que era testigo de primera mano, protagonista y bibliografía obligatoria. Murió la noche del 5 de febrero de 1937, con síntomas de uremia. A los pocos días la Gestapo allanó su casa y se llevó sus libros para quemarlos.

El reflejo

Influida por la filosofía vitalísta, en su teoría de Narciso, éste no mira sólo su imagen en el espejo de agua, sino que allí y en todo lo que rodea esa imagen, reconoce su pertenencia más íntima y última a esa totalidad natural. Su reinterpretación del narcisismo freudiano ubica a éste en el lugar de la creación y como salvaguarda social de la angustia ligada a la irrupción de nuevos modelos.