Jacqueline Bouvier

Jacqueline Bouvier

Nació: en Nueva York, EE UU., el 28 de julio de 1929. Falleció: en Nueva York, el 19 mayo de 1994.

Jacqueline Bouvier fue Primera Dama de Estados Unidos desde 1961 hasta 1963, cuando asesinaron a su esposo John Kennedy.

«Jackie» y John Kennedy fue lo más cercano a la realeza que tuvieron los norteamericanos desde que se independizaron de Inglaterra. Ella se convirtió para las mujeres en un modelo de conducta y vestimenta. El famoso «vestido Jackie» impuso todo un estilo. Luego de su segundo matrimonio, con Onassis, se dedicó a la edición de libros, y fue muy productiva. Cada año sacaba entre 10 y 12 títulos, entre ellos varios del premio Nobel Naguib Mahfouz. Llevaba un cuaderno con el nombre de sus enemigos.

Nació en una familia de la alta sociedad neoyorquina empobrecida luego del crack de Wall Street. Tras el divorcio de sus padres, su madre, «una fría trepadora social», según Gore Vidal, volvió a casarse con Hugh D. Auchindoss, antes casado con la madre de Vidal. Desde niña se la educó para cumplir un rol social acorde con su clase. Su padre, siguió manteniendo los caballos con los que su hija se convirtió en excelente amazona.

Fue también su padre, Jack Vernou Bouvier III, un gran seductor, quien les enseñó a Jackie y a su hermana Caroline a comportarse socialmente, a caminar como si llevaran el último modelo de la casa Chanel.

Jacqueline estudió Artes en la Universidad George Washington. Antes lo había hecho en el Instituto Vassar, uno de los colegios de señoritas -hoy mixto- más famosos de Estados Unidos, parte de las Seven Sisters. Jackie tuvo una educación aristocrática que completó en la Sorbona. Hablaba además francés y español.

Tras graduarse, empezó a trabajar como fotógrafa para el Washington Times Herald. Así conoció a numerosos políticos, entre ellos a John Fitzgerald Kennedy, estrella en ascenso del Partido Demócrata. Se casaron el 12 de septiembre de 1953 en Newport, Rhode Island. Ella tuvo cuatro embarazos pero sólo un niño y una niña vivirían: John Jr. y Caroline.

El 1961, John fue elegido Presidente de los Estados Unidos, y Jackie se abocó a redecorar la Casa Blanca. Allí ofrecieron numerosas veladas a artistas, escritores y representantes de la cultura. También impuso un estilo en la moda. La historia que sigue es conocida, Jackie viajaba junto a su esposo el 23 de noviembre de 1963 cuando aconteció el magnicidio en Dallas. En el vuelo que la llevó de vuelta a Washington se negó a cambiarse de ropa para dejar que los norteamericanos pudieran ver la sangre del Presidente muerto. Tampoco quiso tomar pastillas para dormir porque se hubiera mitigado su capacidad para llevar adelante el funeral, de cuya organización estuvo a cargo.

Luego del asesinato de su cuñado, Robert, Jackie vio una persecución a los Kennedy y abandonó Estados Unidos junto con sus hijos. El 20 de octubre de 1968 se casó con el armador griego Aristóteles Onassis en Skorpios. De negociar el contrato prenupcial se encargó Teddy Kennedy, su otro cuñado. Fue un matrimonio por conveniencia. Onassis pensó que Jackie le aportaría negocios en Estados Unidos; ella buscó protección y dinero. Onassis, además, seguía manteniendo su relación con María Callas. Cuando estaban tramitando el divorcio, él murió, dejando millonaria a Jackie. Luego la vida de ella se volvió tranquila. Regresó a su departamento en la 5a Avenida y se enamoró de un industrial belga, Maurice Tempelsman, con quien pasó sus últimos años. Murió con un diagnóstico de linfoma, un tipo de cáncer que le descubrieron ya avanzado. Y su entierro fue televisado.

La razón

¿Por qué Onassis quiso divorciarse? Los griegos creen que la moira o destino castiga al que sea culpable de hybrís, desmesura o soberbia. Su suerte tras el casamiento había cambiado. Sus empleados sostenían que era el «maleficio de Jackie», y él mismo creía que su esposa tenia malocchio, o «mal de ojo». Durante el primer año de unión se habían hundido cuatro de sus barcos y habían secuestrado un avión de su compañía. Finalmente fue la muerte de su hijo Alexander, y eso lo venció.