Indira Gandhi

Indira Gandhi

Nació: en Allahabad, India, el 19 de noviembre de 1917. Falleció: en Nueva Delhi, el 31 de octubre de 1984.

Indira Gandhi fue una política hindú, luchadora incansable y dueña de una oratoria contundente que gobernó en cuatro ocasiones la mayor democracia del mundo.

Fue la primera mujer en asumir la dirección de la India; luchó por la modernización de su país y por su libertad, promoviendo una política independiente. No son muchas las mujeres hindúes que tienen la posibilidad de acceder a la educación como ella lo hizo. Consciente de este privilegio, se comprometió con la realidad poniendo en práctica sus ideas liberales y su capacidad de mando. Conquistó el poder y asumió su liderazgo. Sin embargo, fue traicionada por un sector de su pueblo.

La cuna de Mahatma Gandhi y de Rabindranath Tagore también fue la de la segunda mujer gobernante en la historia moderna. Indira Gandhi, una de las principales líderes del siglo, dominó la política de la India casi dos décadas manteniendo su unidad democrática, y fue además la pionera de la incorporación de las mujeres en el escenario político mundial. En un país en el que por tradición las niñas eran sinónimo de desgracia, la llegada de esta extraordinaria mujer al poder fue un acontecimiento histórico.

La hija del líder político Jawaharlal Nehru y sobrina de la diplomática Vijaya Lakshmi Pandit nació a orillas del Ganges, y allí recibió el nombre de la diosa hindú de la fortuna como un presagio. Su infancia no fue fácil, ya que creció en la inestabilidad que significó la constante persecución a la que fueron sometidos su padre y su abuelo, independentistas en el contexto de la lucha hindú contra el dominio británico.

Fue una estudiante destacada no sólo por su capacidad intelectual sino por su talento en la oratoria. Gracias a su situación personal pudo realizar estudios superiores en famosas universidades de la India y el Reino Unido. Tras lo cual se casó con Feroze Gandhi, de quien tomó el apellido y lo mantuvo pese a que el matrimonio se disolvió al cabo de pocos años.

Su ingreso en la política tuvo lugar en 1947, con la proclamación de la independencia. Entonces fue consagrada Primera Dama tras el nombramiento de su padre, que era viudo. Pronto se convirtió en un personaje Influyente. Fue consejera de Jawaharlal Nehru y al cabo fue nombrada presidenta del partido que estaba al mando. Tras el fallecimiento de su padre en 1964 y el de su sucesor en 1966, ella asumió el poder con la mayoría de votos a favor en el Parlamento.

De perfil populista, su gobierno promovió la industrialización, estrechó los lazos con la antigua Unión Soviética y con los países del Este y del Tercer Mundo y acentuó la rivalidad con Pakistán. Por otro lado, persiguió a los grupos políticos opositores y anuló la prensa independiente, arguyendo poner en marcha un mecanismo de lucha contra la corrupción, la crisis y los conflictos étnico- religiosos. Pero la consecuencia fue que la expulsaron del Parlamento, de su propio partido y fue encarcelada. Sin embargo, al salir organizó un partido nuevo y tras las elecciones recuperó su mandato.

Entonces centró su atención en promover la integración étnica y religiosa de la India, que por otro lado alcanzó un crecimiento económico significativo. Por entonces sobrevivió a dos atentados pero no logró escapar de la muerte: en 1984 fue asesinada por dos miembros de su guardia. Los responsables pertenecían al ala extremista de los sikhs, y actuaron en venganza contra la política de integración. Su muerte causó dolor y conmoción en el mundo entero.

Los «fuertes»

¿A qué credo pertenecían sus matadores? El sljismo, también llamado sikhismo, una religión que se desarrolló en medio del conflicto entre el Hinduismo y el Islam. A sus seguidores se les denomina sijs (o sikhs), término que significa discípulo fuerte y tenaz.

Su doctrina consiste en la creencia en un dios único y en las enseñanzas de Diez Gurús recogidas en su libro sagrado, el Guru Granth Sahib, y combina el monoteísmo de origen musulmán con tradiciones hindúes.