EL DIOS DE LA MONTAñA

Es posible hallar pinturas del dios de la montaña en santuarios de montaña y en casi todos los templos budistas. Estos templos, que reciben el nombre de sanshin-gak, están dedicados al dios de la montaña como señor de todas las montañas de Corea.

En las pinturas colgadas en la parte posterior del altar, San-shin suele aparecer como una figura anciana de barba larga blanca, sentado sobre un tigre y descansando junto a un pino. Se identifica con Tan'gun, del que se dice que a su muerte se transformó en el dios de la montaña.