culturas

LA HISTORIA DE EMÚ

Página índice

Página anterior

En esta historia de los dalabon (Territorio del Norte), el ave emú solía consumir toda la comida que traían sus pájaros compañeros. En vano le pedían que se aviniera a compartir. Un día, los pájaros jabirú y brolga detectaron un canguro y regresaron para informar a los demás de su hallazgo.

El cuclillo sentía un dolor muy intenso en una p ata y no pudo ir con ellos. Le vendaron la zona afectada y a continuación abandonaron el campamento. Cazaron al canguro con lanzas y luego lo asaron junto a un arroyo.

El jabirú y el brolga convencieron al emú para que fuera a buscar hierba tierna y de esta manera poder empapar la grasa que iba cayendo del canguro. Mientras estaba fuera, el jabirú y el brolga despedazaron el canguro y emprendieron el vuelo con los trozos, dejando sólo la cola con el pichón.

El emú regresó y halló desierto el lugar de cocción, sin sus compañeros ni la carne. Por fin descubrió al pichón, que volaba con la cola del canguro. Todos los pájaros se rieron y gritaron: "No queremos estar con esa vieja". El emú había tenido muchos seguidores, pero como ahora no quería compartir, los perdió a todos. El emú se tragó entonces una piedra y es por ello que estas aves ponen huevos.

Página siguiente



Todos los derechos reservados © Historia, Mitos y leyendas